EL PP DE GETAFE DENUNCIA ANTE LA POLICÍA UN CASO DE ESPIONAJE SOBRE SUS CONCEJALES

La correspondencia, con sello certificado y dirigida expresamente al grupo municipal del PP, apareció en un sobre completamente rasgado porque con anterioridad había sido abierta, sin ningún consentimiento, por personas ajenas al Partido Popular de Getafe

GETAFE / 23 AGOSTO 2017/. El Partido Popular de Getafe ha denunciado ante la Policía Nacional un caso de espionaje cometido sobre los concejales del PP en el Ayuntamiento.

El pasado 16 de agosto, el grupo municipal del Partido Popular recibió en su despacho del Ayuntamiento una notificación procedente de los juzgados de Getafe.

La correspondencia, con sello certificado y dirigida expresamente al grupo municipal del PP, apareció en un sobre completamente rasgado porque con anterioridad había sido abierta, sin ningún consentimiento, por personas ajenas al Partido Popular de Getafe.

En su denuncia ante la Policía, el PP ha incluido diversos documentos que prueban que ninguno de los concejales ni del personal adscrito al grupo municipal firmó el recibo del certificado y que demuestran el espionaje orquestado contra el Partido Popular.

Esta situación supone una grave violación del derecho a la intimidad, recogido en la Constitución, así como la comisión de un posible delito de descubrimiento de secretos contra los ediles del PP de Getafe.


La cuestión adquiere aún mayor trascendencia porque la notificación judicial dirigida al Partido Popular contenía información trascendental relativa al ‘caso Ganga’.

En este asunto se investiga el pago concedido por el Gobierno de Sara Hernández al abogado Alberto Ganga Ruipérez, que cobró 60.000 euros del erario público por haber trabajado solo durante 29 días en la empresa municipal Gisa y en período de pruebas, que no superó.

Debido a esta circunstancia, el Partido Popular se ha querellado contra la alcaldesa del PSOE ante la sospecha de que ella y parte de su equipo hubiesen cometido diversos delitos.

El Partido Popular viene observando que la correspondencia que llega al grupo municipal se recibe abierta. Estos hechos son un claro abuso contra los concejales de la oposición y, además, un delito tipificado en el código penal.



Autor entrada: redaccion.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *