Sara Hernández reconoce que el puente de la M406 es un acceso complicado para mayores y personas con dificultad de movilidad pese al voto en contra del PSOE en la Asamblea de Madrid

Sara Hernández reconoce que el puente de la M406 es un acceso complicado para mayores y personas con dificultad de movilidad pese al voto en contra del PSOE en la Asamblea de Madrid

19 octubre, 2018 0 Por redaccion

Ayer se celebró la Asamblea del Barrio de San Isidro donde se abordó la nueva línea 6 de autobús, la finalización de las obras de la avenida de las Fuerzas Armadas y la remodelación de la carretera del cementerio entre otras cuestiones

GETAFE/ 19 OCTUBRE 2018/. En la tarde de ayer se celebró en el Centro Cívico de la calle Leoncio Rojas  la Asamblea del barrio de San Isidro.  Este evento convocado por el gobierno municipal se retrasó durante una hora al sufrir el centro un apagón que fue subsanado por los técnicos de la compañía suministradora de la electricidad.

Unos treinta vecinos asistieron a la asamblea para conocer el recorrido de la nueva línea 6 de autobuses que unirá el barrio con el Hospital de Getafe. Una vieja demanda del barrio que era el único que no disponía de línea urbana de conexión con su hospital de referencia. La Alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, explicó el recorrido del autobús y sorprendió su afirmación referente a la posibilidad que permite el mismo de evitar el puente situado sobre la M406 al disponer de dos paradas en ambos sentidos de circulación, una frente al Polideportivo Giner de los Ríos y otra, la final, frente a las urgencias del Hospital.

Sara Hernández reconoció que es complicado para las personas mayores y aquellas con dificultades de movilidad “subir por ese puente”. Recientemente fue llevada la propuesta de conversión de la M-406 en vía urbana a la Asamblea de Madrid para su estudio y aprobación, dicha propuesta contempla la retirada de dicho puente por los mismos motivos que aludió la Alcaldesa en su intervención de ayer. La propuesta fue rechazada en la Asamblea de Madrid por la negativa del PSOE de apoyarla.

Los vecinos de San Isidro celebraron la apertura de la nueva línea, que no se realizará por problemas de la empresa con los trabajadores hasta el 3 de Noviembre según anunció la Alcaldesa, y pidieron una parada junto al propio Centro Cívico. La línea tendrá su inicio a las 07:30 de la mañana y finalizará a las 19:00. En materia de Movilidad los vecinos denunciaron la retirada de la parada de la línea 2 en la Plaza Pinto, entendiendo su peligrosidad por ubicarse en la misma glorieta, demandaban una vuelta al recorrido antiguo para pasar por la calle Sierra.  En este momento el barrio se encuentra sin acceso directo al barrio del Sector III.

En la asamblea se trataron otros temas de interés para el barrio. La finalización de la remodelación de la avenida Fuerzas Armadas contó con los reproches de los vecinos y las disculpas de la Alcaldesa por las molestias. Según el concejal de Urbanismo su finalización depende de la climatología, pero está prevista para el día 24 de octubre, una vez acaben volverán a colocar el parque infantil eliminado para que aparcaran de manera provisional los vehículos. Además se han eliminado vados de los colegios de la calle para incrementar los aparcamientos.

Finalmente se expuso la propuesta de remodelación de la carretera de acceso al cementerio muy usada por los vecinos del barrio. Dicha remodelación consiste mediante un acuerdo con el Ministerio de Defensa a un retranqueo de la valla de doce metros que permitirá ampliar las aceras en ambos lados, se negocia con Renfe para abrir un acceso peatonal a la estación de cercanías del Sector III y la carretera volverá a ser de doble sentido como ya lo era anteriormente.

Dicha remodelación solo llegará hasta la curva a la izquierda que tiene dicha carretera dado que los terrenos siguientes pertenecen al desarrollo urbanístico de Carpetania 1 y Carpetania 2. Mientras dicho desarrollo no se realice no se puede actuar en ese tramo de la carretera. El coste dela obra supera tres millones de euros debido a la necesidad de instalar un colector que no existe y acabar con las inundaciones habituales en esa zona cada vez que llueve.