“Han jugado con la ilusión de miles de niños”

“Han jugado con la ilusión de miles de niños”

6 enero, 2019 0 Por redaccion
La desastrosa organización de la recepción a SSMM los REYES MAGOS en el Coliseum Alfonso Pérez desata la indignación de los vecinos de Getafe en las redes sociales

GETAFE/ 06 ENERO 2019/. A las 16.10 de la tarde dos inmensas colas con miles de getafenses rodeaban los accesos al Coliseum Alfonso Pérez dispuestos a acceder a la instalación municipal para ver la tradicional llegada de los Reyes Magos a Getafe. Solo se habían habilitado dos entradas para acceder al estadio de fútbol y el murmullo por el retraso en abrir las puertas era una constante en ambas filas.

Parecía lógico que cayendo la noche de Reyes en sábado y las temperaturas gélidas registradas en los últimos días, muchos padres y madres decidieran acudir a este evento en masa para que los más pequeños pudieran ver a los protagonistas de la noche en las mejoras condiciones posibles.

La sorpresa surgió al entrar al estadio. Por un lado quienes accedían por la puerta de acceso al fondo norte solo disponían de acceso a la grada alta, y estaban bloqueados el resto de accesos, por tanto una vez completo, miles de vecinos tuvieron que quedarse de píe, o subirse donde podían e incluso sentarse en el suelo. Quienes accedían por el otro acceso no podían acceder a las gradas y tuvieron que ver la llegada de los Reyes Magos en píe, formando un cordón alrededor del terreno de juego.

Esta situación se agravó debido a la llegada anticipada del helicóptero de la Policía Nacional antes del horario previsto, cientos de vecinos no encontraban espacio desde donde poder ver la llegada y se amontonaban en la puerta de acceso del fondo norte. Además el fondo elegido sufría el tener el Sol de frente que impedía la visión de la llegada y el saludo de los Reyes Magos a los getafenses.

La indignación entre los asistentes era mayúscula ante el espectáculo ofrecido “un estadio donde caben más de 16.000 personas e impiden que se pueda acceder a más zonas del mismo es una vergüenza”. Esta indignación se trasladó, como era de esperar, a las redes sociales que minutos después ardían en críticas ante la desastrosa organización del evento.

La salida del Coliseum fue aún más lenta que la entrada debido a la aglomeración de vecinos en los accesos.